2020 agosto

La comisionada residente reiteró su postura de que, si “Puerto Rico fuese un estado, no tendríamos que recurrir a los tribunales”

La comisionada residente Jenniffer González Colón se expresó complacida este lunes con la decisión del juez federal juez William Young que determinó que negarle beneficios de tres programas federales que existen en los estados a los residentes de Puerto Rico es inconstitucional porque viola la igual protección de las leyes.

En declaraciones escritas, la funcionaria expresó que la resolución del magistrado “es una extensión natural de lo resuelto en el caso de Vaello Madero: que la exclusión de los residentes de Puerto Rico de los programas federales de beneficencia que están disponibles para los demás ciudadanos americanos es repugnante a los principios básicos” de la Constitución estadounidense.

González Colón reiteró su postura de que, si “Puerto Rico fuese un estado, no tendríamos que recurrir a los tribunales para corregir que se nos niegue ayuda por falta de fondos o por simplemente vivir en donde vivimos”. Asimismo, apuntó que “la Constitución no permite que el gobierno federal establezca programas de apoyo a los más necesitados y que establezca una ciudadanía de segunda clase al aplicarlos”.

La decisión de Young – asignado al Tribunal Federal de San Juan, aunque tiene su oficina en Massachusetts-, ordena al gobierno de Estados Unidos a que brinde acceso a los residentes de Puerto Rico a los programas de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, en inglés), Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, en inglés) y a los subsidios por bajos ingresos (LIS) de la parte D de Medicare, que cubre medicamentos recetados.

Este caso fue iniciado por nueve ciudadanos que presentaron una demanda en contra de los departamentos estadounidenses de Salud, Agricultura y el Seguro Social.

El tribunal aceptó una petición del gobierno federal para suspender la orden durante 60 días, con excepción del acceso inmediato a esos programas de los nueve demandantes.

“Como dije en mi comparecencia en el caso de Vaello-Madero: un ciudadano que padece necesidad padece de la misma necesidad viva en un Estado o en un territorio y diferenciarlos basado en donde residen no persigue ningún fin racional”, puntualizó la comisionada.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, catalogó como un paso “histórico” hacia la admisión de Puerto Rico como estado de la unión el fallo de hoy.

“Esta decisión del juez Young es una de carácter histórico porque reafirma la necesidad de brindarle igualdad a todos los ciudadanos americanos que residimos en Puerto Rico y eso solo se logra mediante la estadidad. Esta decisión ayudará a nuestra gente de escasos recursos económicos, así como a nuestros envejecientes y personas con necesidades especiales a tener mayores herramientas para enfrentar sus situaciones”, comentó el líder legislativo mediante un comunicado de prensa.

“La implementación del programa SNAP para una familia de tres equivale a un aumento de ayuda a través del Programa de Asistencia Nutricional de alrededor de $500 mensuales, es un impacto millonario a nuestra economía y más ahora que estamos sufriendo los embates de la pandemia del COVID-19”, agregó el presidente de la Cámara.

Esta decisión, más allá de las ayudas, que son muy importantes, deja claro nuevamente que el gobierno federal reconoce la desigualdad que existe hacia Puerto Rico y que la misma se tiene que corregir de manera expedita. Esto, además, lleva un mensaje fuerte a los estadistas que ahora, más que nunca, tenemos que salir a votar por la estadidad en la consulta de noviembre. La igualdad está más cerca que nunca y este fallo histórico es otro indicativo de eso”, acotó Méndez.

es_PRSpanish